Informe SEEC Canarias

Nada más tomar posesión como Junta Directiva, nos vimos inmersos en dos luchas titánicas para defender nuestras materias en Secundaria, cual Heracles recién nacido de las serpientes de Hera, pero sin paternidad divina que nos ayude. Solo con nuestra fuerza y nuestro convencimiento como armas incruentas.

En la primera ofensiva se pretende rebajar las actuales cuatro horas semanales de clase a tres en las asignaturas de modalidad de primero de Bachillerato, entre las que se incluye Latín y Griego. Una merma del 25% que repercutiría si duda de forma considerable en la preparación para el acceso a la universidad de los alumnos canarios. La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias es la única que se ha atrevido a presentar este tipo de iniciativas tan arriesgada.

Fue posible disponer de este dato con cierta rapidez gracias a la información facilitada por las delegaciones de nuestra Sociedad. Conocer que esta iniciativa no era un criterio general fue crucial para intensificar nuestra lucha y dar más peso a nuestra argumentación. En contra del criterio de la Administración, tomamos varias iniciativas, en las que nuestro tesorero, Francisco M. Reyes Suárez, colaboró intensamente. De ellas exponemos algunas. En primer lugar, intercambiamos pareceres con los técnicos de la Dirección General de Ordenación Educativa, luego, elaboramos un borrador que se presentó en la reunión de la PAU, donde fue mejorado con las propuestas de los compañeros. Se enviaron a la Consejería de Educación y al Consejo Escolar de Canarias; nos entrevistamos con los técnicos del Consejo Escolar quienes nos indicaron que nuestra petición tendría más posibilidades de éxito si presentábamos alternativas fundamentadas y viables. Así lo hicimos: elaboramos una propuesta en la que se incluían cuatro posibilidades de configuración del horario de Bachillerato para Canarias que mantendrían las cuatro horas de nuestras materias en 1º de Bachillerato.

Nos han ayudado las propuestas enviadas por los compañeros de otras comunidades. Las materias afectadas por la misma medida también están ya ejerciendo acciones en el mismo sentido. Tratamos de coordinar las respuestas de las distintas asociaciones con el fin de adoptar un criterio común, pero, de momento, la falta de precedentes sobre el asunto ha impedido culminar con éxito este objetivo que consideramos muy prometedor.

Tenemos noticias de que el Consejo Escolar de Canarias acaba de aprobar el mantenimiento de las cuatro horas. Es un paso importante, porque con un informe negativo de este órgano hubiese sido muy difícil mantener la lucha que ahora debemos seguir en las instancias oportunas del departamento de Educación.

El otro gran pulso de esta Junta Directiva se basa en dejar sin efecto la orden en la que se establece el requisito de contar con 12 alumnos como mínimo para que se pueda formar un grupo de Griego o de Latín. En los centros pequeños (que son la inmensa mayoría en Canarias), este límite está produciendo consecuencias perjudiciales sobre todo en Griego. Sabemos que un criterio económico es el que rige esta decisión y otras muchas de los gobernantes actuales, pero tenemos que luchar para evitar que afecte, de forma irreversible, a nuestros estudios en Secundaria y, como consecuencia, en la Universidad.

En la Universidad lagunera tampoco corren tiempos favorables para nuestros estudios, como en el resto del Estado español, y nos dispensan un trato poco favorable en la configuración de los créditos comunes de los estudios de Humanidades y Arte. Presentamos un escrito a la directora del departamento de Filología Clásica y Árabe en el que exponemos nuestra justa reivindicación y le solicitamos que lo hiciera llegar a los organismos competentes.

Queremos destacar, además, algunas decisiones que se plantearon en la primera reunión de la Junta Directiva. Se propuso plantear a la asamblea de afiliados la conveniencia de crear un grupo de trabajo amplio que superase el límite numérico de la plancha electoral. Asimismo, se planteó que cualquier afiliado pueda encargarse de una labor concreta, sin la necesidad de pertenecer al grupo de trabajo estable, solamente con el requisito de que participase un miembro de la Junta, por cuestiones de legalidad. Las dos decisiones pretenden favorecer y estimular la participación. También decidimos apoyar los LUDI CLASICI, creados hace tres años con gran acierto y éxito por nuestra secretaria, Riánzares Rodríguez Luis, y nuestro vocal, Francisco Camacho Pérez, en la isla de La Palma. Los de este año acaban de celebrarse con mayor éxito e impacto si cabe, hasta el punto de que han llamado tanto la atención de numerosos medios de comunicación de las islas que les han dedicado una gran cobertura informativa. Se han logrado dos importantes objetivos con esta actividad: divulgar los contenidos clásicos dentro y fuera del ámbito escolar, y difundirlos en los medios de comunicación. Cuentan los LUDI CLASICI con el mérito añadido de propiciar la aparición del nombre de la delegación canaria de la SEEC en la prensa canaria por vez primera, en los últimos quince años -que sepamos-. También acordamos colaborar con la asociación INSULAE en todos los aspectos que nos unen, en consonancia con nuestro programa electoral. Por ello, decidimos organizar de manera conjunta las IV Jornadas Insulae, aunque matizando el nombre de las Jornadas, de manera que nos incluya.

Creamos la comisión responsable de organizar el viaje de estudios, con el propósito de que los diferentes centros de Canarias se agrupen en un único viaje y así abaratar los costes, simplificar las responsabilidades del profesor y potenciar la convivencia del alumnado. María Jesús Abril Puertas, Roberto Marrero Canino y nuestro vocal, Pascual M. Molina Barreto, serán los encargados de llevar a cabo este prometedor proyecto si las luchas por la homologación del profesorado canario, culminan con éxito y se revoca el acuerdo, vigente por el momento, de no organizar actividades extraescolares.

Acordamos también colaborar en la difusión del estudio e interés por el Griego Moderno de la mano de nuestro vicepresidente, don Francisco Santana Santos; crear una página web, responsabilidad de Jaime Iván Juanes Prieto, donde se ofertarán, entre otros muchos aspectos, contenidos atractivos para los licenciados en Clásicas, cuya salida profesional actualmente no sea la enseñanza ni la investigación académica, pero interesados en mantener su vinculación con el mundo clásico, y para otros amantes de la Antigüedad Clásica; Rosario González González colaborará en este aspecto; organizar las Olimpíadas clásicas canarias; etc...

En resumen, estos son los objetivos más importantes que nos hemos propuesto alcanzar dentro de los próximos cuatro años.